Range Rover Sentinel: pensado para máxima seguridad

Llevar la seguridad sobre ruedas al extremo fue la consigna por parte de Land Rover. Y a partir de esta base es que surgió una nueva variante del Range Rover; bajo el nombre de Sentinel, un vehículo que conjuga su esencia de todoterreno en un traje blindado.

Diseñado por la división de Operación de Vehículos Especiales (SVO) de la marca, fue fabricado en las instalaciones de Oxford Road y ofrece la más alta protección para un SUV ante posibles ataques.

El Sentinel conserva la distancia entre ejes estándar que usa el Range Rover Autobiography, y a nivel estético no presenta diferencias exteriores respecto a la variante original. Sin embargo, esto cambia a la hora de hablar de su funcionalidad, siendo capaz de soportar balas incendiarias de 7,62 mm, hasta 15 kilos de TNT de explosiones laterales, además de resistir granadas DM51 que puedan ser lanzadas ya sea al techo o al suelo del vehículo. 

Tiene además una suspensión más elevada, ocupa llantas de 20 pulgadas y neumáticos antipinchazos; a esto se suma que el estanque de combustible tiene cierre automático, el escape no permite ser alterado y cuenta con una batería auxiliar.

Su habitáculo de seis piezas está fabricado en acero ultraresistente; cuenta con cristales oscurecidos blindados de varias capas que, junto con prestar protección antibalas, proporcionan gran visibilidad tanto al conductor como a los pasajeros, lo que se ve optimizado por la posición de manejo elevada, elemento clásico de los Range Rover.

Pero el concepto de seguridad no deja de lado la confortabilidad, de manera que mantiene un amplio espacio para las piernas para que dos pasajeros adultos sean transportados cómodamente en las plazas traseras.

El espacio de carga está separado por un cristal antigolpes, y es posible transportar una carga útil de hasta 650 kg gracias a la optimización de los sistemas Dynamic Stability Control y Ride Stability Control; además, en el sector del conductor, la ventana tiene una apertura de 100 mm para la entrega de documentos.

Para mover al Sentinel, se equipó un bloque V6 turbo de 3,0 litros para 340 CV, asociado a una caja automática ZF de ocho velocidades, especialmente calibrada para el modelo.

Si está pensando en comprarse este juguetito, tenga en cuenta que su precio estará cerca de los 400 mil euros.

 

Agregar un comentario