MotoChile trae línea de cascos presentes en el MotoGP

Ante el creciente aumento en el uso de motocicletas, es que la oferta de accesorios acordes a las dos ruedas -como vestimenta y artículos de seguridad- se ha ido diversificando. Es en este sentido que MotoChile trae a nuestro país una completa línea de cascos Shark, destacando el utilizado en la categoría MotoGP por el piloto español Aleix Espargaró.

Con un uso tanto para ciudad como para competición (MotoGP, Moto2, Moto3 y SuperBike), la gama cuenta con lo último en tecnología, como un tratamiento interior de bambú, canales de aireación y difusores. También incluye gafas QRGS con sistema de liberación rápido, doble pantalla anti-vaho y anti-arañazos by Carl Zeiss y cáscara aerodinámica diseñada con un mejor ajuste a la forma de la cabeza.

Dispone además de tecnología “Pinlock”, que evita empañar la visión gracia a una lámina que va sobre la mica; y por medio del sistema “Easy Feet” puede incorporar lentes ópticos o de sol. 

“Son cascos de gama alta que están realizados en tres materiales: termoplástico, fibra de vidrio y fibra de carbono. La gracia de Shark es que tienen mucho valor agregado en modelo, diseño y en terminaciones. Es uno de los pocos cascos que se termina haciendo en Europa, específicamente en Francia y Portugal. Todos los demás vienen desde China”, expresó Nader Sukni, uno de los dueños de MotoChile.

Pensando en las diferentes necesidades, la línea de cascos Shark contempla modelos para motos básicas, medias, altas y de competición, todos con certificación europea, australiana, norteamericana y brasilera.

“Tenemos 20 modelos de cascos, de los cuales dos se pueden ocupar en competiciones, ya que cuentan con las certificaciones más altas. Pero además, Shark es una marca para el ejecutivo joven que gusta de andar en moto por la ciudad; en este terreno destaca el Shark Pulse Division – Vancore”, señaló Alonso Carter, socio fundador de la tienda, quien además agregó que “Shark invierte tanto en diseño que terminan haciendo cascos fuera de lo común. Son agresivos pero a la vez elegantes y súper justos con los precios en relación a la calidad del producto. Los interiores son de terciopelo, antialérgicos, la acústica del casco es excelente. Y además, existe una especie de club de fidelización con una garantía de cinco años y unas tarjetas con un número de serie único para cada cliente”.

Pulse 11 (2)

 

 

Agregar un comentario