M2 Coupé: la variante más deportiva del BMW Serie 2

Era uno de los estrenos más esperado del último tiempo por parte de la firma bávara; un modelo que llega como reemplazando del M1 Coupé lanzado en 2010. Se trata del BMW M2 Coupé, el deportivo compacto más salvaje de la marca que tiene como ejes del diseño y las altas prestaciones.

Con 4,47 metros de longitud, en su estética exterior apuesta por un look más deportivo y agresivo, donde la aerodinámica es el elemento central. Disponible en colores azul, blanco, negro y gris, el M2 hereda el estilo de sus hermanos mayores M3 y M4, como en el parachoques frontal -donde contempla unos deflectores trapezoidales-; destacan también las luces diurnas tipo LED, unas grandes entradas de aire para una mejor refrigeración y pasos de rueda ensanchados respecto al Serie 2, los que albergan unas llantas de aleación ligera de 19 pulgadas.

En la zaga se sigue con el estilo de BMW M, con un look potente y musculoso dado por el renovado parachoques -el que cobija las cuatro salidas de escape, enmarcadas por un difusor-, los imponente pasos de ruedas y un pequeño spoiler en el maletero.

P90199663_highRes_the-new-bmw-m2-10-20

Un ambiente racing es lo que se aprecia en su interior, donde sobresalen los asientos deportivos, volante y palanca de cambios M, el selector de la caja de cambios M DCT, esto junto al emblema M presente en varios lugares el espacio interior. Su tapicería es de cuero negro con costuras en azul, el que además de incluirse en los asientos también se aprecia en las puertas y consola central, la que también incorpora fibra de carbono.

 

El alma del M2 coupé

Un bloque gasolinero TwinPower Turbo de 3.0 litros y seis cilindros en línea es lo que mueve a este deportivo compacto, permitiendo alcanzar 370 CV a las 6.500 rpm y un par máximo de 465 Nm entre las 1.400 y las 5.560 vueltas. De serie, tiene asociada una caja de cambios manual de seis velocidades, mientras que opcionalmente es posible acceder a una caja de cambios DKG de doble embrague y siete marchas. A nivel de prestaciones, acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos con transmisión manual y 4,3 con la automática.

P90199686_highRes_the-new-bmw-m2-10-20Cabe destacar que el uso de aluminio en los brazos de la suspensión le permiten ser más ligero (1.495 kilos); y cuenta también con un cárter específico y una bomba de aceite extra, para una mejor lubricación en situaciónes de mayor exigencia en la conducción.

Entre su equipamiento de serie contempla el diferencial activo Aktive M, para distribuir la potencia de manera activa entre las ruedas del eje trasero; el chasis deportivo M de materiales ligeros, la dirección electromecánica M Servotronic con dos líneas características (Confort y Sport/Sport+), y los frenos M Compound. El control de estabilidad incorpora el M Dynamic Mode, que permite derrapar de manera controlada en las curvas gracias a un ligero deslizamiento de los neumáticos.

A través del sistema BMW ConnectedDrive están disponibles las aplicaciones GoPro y M Laptimer; la primera permite controlar una cámara GoPro desde el botón de mando táctil Touch Controller del sistema de mando iDrive para, por ejemplo, grabar vueltas rápidas en un circuito. Mientas que la segunda, permite registrar información como velocidad, aceleración longitudinal y lateral, régimen motor, marcha seleccionada, ángulo de giro de la dirección, posición del acelerador y consumo.

 

 

 

 

 

Agregar un comentario