Citroën C´Elysee ratifica en terreno su bajo consumo

“Desafío Citroën C’Elysee” es el nombre del reto que Citroën Chile propuso a varios medios especializados del mundo automotor nacional. La prueba consistía en ir desde la casa matriz en Bellavista hasta Rancagua y volver, ocupando para el trayecto no más de $4.000 en combustible.

Por supuesto, en representación de RS Motor y Revista Automóvil Panamericano, aceptamos el desafío. Así, el pasado 21 de julio a las 10:00 hrs, salimos desde la sucursal de Citroën a bordo del C’Elysee, un sedán que cumple correctamente en materia de diseño y confortabilidad interior. Tiene un largo de 4,43 m, una altura de 1,47 m y 1,71 m de ancho, con un maletero con capacidad para 500 litros. Un vehículo ideal para una familia con hijos y que requieran trasladarse de manera cómoda y poder llevar el equipamiento que requieran.

En cuanto a su seguridad, el C’Elysee cuenta con airbags frontales, frenos ABS, dirección con asistencia eléctrica, cierre automático de puertas, cinturones delanteros con pretensores pirotécnicos y tres cinturones para las plazas traseras. Además, respecto a su equipamiento dispone de cierre centralizado, alzavidrios eléctricos, llantas, aire acondicionado, espejo eléctrico y velocidad crucero, entre otros elementos.

Equipa un motor diésel de 1,6 litro, y tiene asociada una transmisión mecánica de 5 velocidades.

El recorrido constaba de aproximadamente 176 km (Santiago-Rancagua-Santiago), con un consumo homologado en carretera de 26,4 litros. De manera que extremamos recursos a fin de no sobrepasar la cantidad de combustible estimada para la prueba. Con una velocidad promedio de 85 km/h aproximadamente, la que mantuvimos prácticamente durante todo la circulación por Autopista Central y Ruta Norte-Sur, mientras que en la ciudad misma la velocidad descendía, por lo que procuramos mantener pasos de marcha suaves y evitamos frenar súbitamente. A esto sumamos el hecho de suprimir durante el viaje el uso de calefacción, a fin de evitar cualquier gasto extra de diésel.

En el trayecto el C’Elysee se comportó de manera adecuada, manteniéndonos -de acuerdo a la información que nos entregaba el vehículo- alrededor de los 30 km/l en consumo (principalmente, cuando lográbamos una velocidad “crucero” cercana a los 80 km/h.

En aproximadamente dos horas y media estábamos de vuelta al punto de destino, donde llenamos el estanque y la boleta indicó que realizamos el trayecto utilizando $3.200 de combustible. Sin duda, el Citroën C’Elysee se comportó de excelente manera, y ratificó en terreno lo conveniente que es en materia de consumo, lo que llevado a condiciones de manejo “normales”, con una mayor velocidad y utilizando calefacción o aire acondicionado, si bien haría variar los valores de gasto, estos seguirían siendo favorables, por lo que este sedán francés es una buena alternativa para quienes buscan un vehículo económico, y que también cuenta con el sello Citroën en características como seguridad, equipamiento, diseño y confortabilidad.

¡¡¡Reto superado!!!

 

CL 12.078.004

Agregar un comentario