Kikai y S-FR: los prototipos de Toyota para el autoshow japonés

En plena etapa de ir dosificando la información de cara al próximo Salón de Tokio, es que Toyota no quiso quedar al margen; es por esto que el fabricante japonés dio a conocer dos prototipos que exhibirá en el autoshow a fin de mes: el Kikai y el S-FR Concept.

El Toyota S-FR Concept es un deportivo muy en el estilo de lo que es el Mazda MX-5 -claro que en versión coupé- pensado para la diversión a bordo, tal como expresa la marca: “busca que una nueva generación al completo se enamore de la conducción”.

Toyota_S-FR_DM_concept_2015_11Así, este coupé compacto (3,99 metros de largo, 1,69 m de ancho y una altura de 1,32 metros) con configuración 2+2 está inspirado en uno de los primeros deportivos que Toyota fabricó en los 60: el Sports 800. Al igual que este modelo de antaño, tiene una carrocería compacta y con formas redondeadas, imprimiéndole una estética retro y de corte simple.

Un interior que pareciera el resultado final de un modelo de producción, destaca sorprendentemente por la ausencia de pantallas multimedia y elementos digitales, junto con detalles en un encendido tono amarillo, al igual que el color de la carrocería.

Caja manual de seis velocidades, suspensión independiente en ambos ejes y tracción trasera son parte de las características del modelo, del que si bien no se ha confirmado su motorización, hace un tiempo Toyota habló de desarrollar un deportivo más pequeño que el GT 86 -con un peso menor a los 1.000 kilos- el que junto con seguir sus mismos lineamientos en materia de ligereza y distribución de peso, equiparía un bloque turbo de 1.5 litro (colocado en posición frontal) para ofrecer una potencia cercana a los 130 caballos.

 

Toyota Kikai

Toyota_KIKAI_concept_DM_2015_1_1440x655cSe trata de un curioso desarrollo de la firma nipona, una especie de fusión entre un buggy con un hot rod americano, donde lo más sobresaliente es que la maquinaria que siempre se oculta en todos los vehículos, este la utiliza como un recurso estético, dejando este entramado interno a la vista tanto en su parte frontal como en la zaga.

Tiene una longitud de 3,4 metros, 1,8 m de ancho, una altura de 1,55 m, 2,45 m de distancia entre ejes, y siguiendo con su estilo rupturista, en su interior tiene una distribución 1+2, esto es, que el puesto de conducción está situado al centro, incorporando dos plazas laterales más.

Además, en su interior cuenta con un diseño de corte antiguo, destacando sus múltiples con diferentes informaciones para el conductor, junto a detalles especiales como ventanas a la altura de los pies del conductor.

 

 

 

 

 

 

Agregar un comentario